lunes, 13 de abril de 2009

Postres típicos: La Tarte Tatin


La Tarte Tatin es uno de los postres típicos de Francia. Tomado en un restaurante francés suele sorprender por ser una tarta servida tibia y con una bola de helado de vainilla al lado. Aunque no estamos muy acostumbrados a tomar postres calientes, merece la pena probarlo. La combinación es deliciosa.

Es una tarta sencilla de realizar aunque dicen los expertos que requiere una buena experiencia en la materia.Tengo que decir que nuestro primer intento fue todo un éxito. Así que sin miedo y adelante.

Las cantidades son las que hemos utilizado nosotros y sale una tarta grande para 12 personas. Os dejo a vosotros probar con cantidades más pequeñas.

Ingredientes (tarta para 12 personas)

  • 3 kg de manzanas Golden
  • 250 g de mantequilla (sí, sí, no es un error!)
  • 250 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • una masa de hojaldre (comprada fresca enrollada)
  • una sartén de 24 cm que le puedas sacar el mango para poder combinar una cocción fuego / horno

Preparación y cocción

Empezar por pelar las manzanas y partirlas en dos. Quitarles el corazón intentando que no se partan.
Precalentar el horno a 180°C.

Derretir suavemente la mantequilla en la satén. Añadir el azúcar y dejar que a fuego lento caramelice lentamente y de forma ligera.
Sacar la sartén del fuego.

Abrir la vaina de vainilla en dos dejando uno de los extremos unido. Ponerla en el fondo de la sartén.
Ir colocando las mitades de manzana intentando que se mantengan en pie (todas mirando en el mismo sentido) haciendo círculos de fuera a dentro. Intentar que no queden huecos. Debería sobrar manzana que utilizarás posteriormente. Poner la sartén a fuego medio / bajo y a medida que vaya cociendo la manzana, añadir poco a poco la que ha sobrado. Como la manzana suelta agua es posible que rebose, bajar el fuego al mínimo intentando que no deje de cocer.

En cuanto hayas colocado toda la manzana, pasar la sartén al horno. Con una espumadera ir apretando la manzana para que vaya cubriendo los huecos.
Debe cocer hasta que los bordes de la tarta hayan tomado un color caramelo como el de la foto.
Sacar la tarta del horno y dejarla reposar 30 a 40 minutos.

Para terminar hay que preparar el hojaldre. Extender el hojaldre y pincharlo con un tenedor para que pueda salir el aire durante la cocción. Espolvorear con azúcar y meterla al horno. Dejar cocer hasta que el azúcar empiece a tomar color y que la masa empiece a tomar una consistencia sólida. Si durante la cocción se forman burbujas, agujerearlas con la espumadera y apretarlas un poco para que se deshinchen.

Una vez fuera del horno cortar con un cuchillo un disco de hojaldre del tamaño de la sartén. Poner el hojaldre encima de forma que la parte tostada entre en contacto con la manzana.

Para desmoldar, calentar a fuego suave la sartén para que el caramelo se funda un poco y la tarta se despegue. En cuanto la tarta empiece a moverse, sacarla del fuego y con mucho cuidado darle la vuelta.

Para servirla, no olvidéis el helado de vainilla!

Bon apetit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada